ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE $700

¿Por qué debemos proteger nuestra piel en temporadas de invierno?

Escrito por: Jonathan Torres

Con la llegada del invierno, son muchas las bendiciones térmicas para aquellas personas que son fanáticas del frío ¿Verdad?, pero lo que muchos de nosotros desconocemos es que también se debe cuidar la piel durante los meses de mucho frío y aunque usted no lo crea, se olvidan de cuidar la piel por el simple hecho de que no hay sol. Pero es importante protegerse y más si eres una de aquellas personas que practiquen cualquier tipo de actividad al aire libre.

De seguro te estés preguntando ¿Por qué la piel se vuelve más vulnerable en esta época?, como se sabe en condiciones climáticas duras, por temperaturas bajas, viento, ventisca, nieve, etc., las pieles aparecen más pálidas y esto se debe a que los capilares se contraen y disminuye la irrigación, de modo que llega menos oxígeno y nutrientes a las células, se retarda el recambio y se acumulan las células muertas, lo que confiere al cutis un aspecto opaco y grisáceo asimismo, la piel experimenta una sensación de tirantez y como resultado de la capa formada por las células muertas, la secreción sebácea llega con más dificultad a la superficie para lubricar y nutrir la epidermis, dejándola seca y sensible.

Es por ello que algunos lo denominan como belleza angustiosa, es así que te recomendamos tener un régimen de belleza un poco más gentil. Por lo que te presentamos algunas recomendaciones básicas para mantener la piel protegida del frío:

Limpieza de la piel con agua tibia


Los baños y las duchas con agua caliente son muy placenteros en esta época, pero no son los más adecuados para cuidar la piel. Es importante lavarla con agua tibia porque así, además de hidratarla, mantiene su grasa natural. En el caso del rostro es importante limpiar con activos calmantes ya que eliminan de modo eficaz el maquillaje y las impurezas al mismo tiempo que hidratan intensamente y respetan el equilibrio fisiológico de la piel. Posteriormente hay que aplicar un tónico para eliminar las impurezas residuales y descongestionar la piel, dejándola fresca, lisa y suave. Es importante que no incluya alcohol para evitar la deshidratación. En cuanto al cuerpo, los geles de ducha con urea (mínimo del 10%) son ideales ya que aportan una hidratación inmediata y permiten recuperar la suavidad e hidratación de la piel.

Exfoliación rostro y cuerpo


Las exfoliaciones semanales del rostro son una buena opción durante todo el año, ya que consiguen eliminar células muertas y aportan mayor luminosidad al rostro. En invierno es aconsejable usar exfoliantes suaves con partículas finas, sobre todo para pieles sensibles. Una buena solución son los exfoliantes específicos para ellos que eliminan las células muertas dejándolos más suaves, rellenos y en mejores condiciones.

Para el cuerpo no es tan importante elegir una textura (gel, crema, aceites, etc.), como conocer qué producto es más adecuado para cada zona corporal. En codos y rodillas podemos aplicar exfoliantes más energéticos, sin embargo en zonas donde la piel es más delicada, como en senos, cara interna de piernas y brazos o escote, es recomendable que sean más suaves. Una buena opción a la hora de aplicarlos es empezar por los pies e ir subiendo realizando círculos ascendentes para activar así la circulación.

Mascarillas

Un tratamiento fácil, cómodo y efectivo son las mascarillas. Con su uso se apreciará una mejoría del cutis de forma rápida, aportando luminosidad, suavidad y un efecto visible inmediato y duradero. Se pueden aplicar varias veces durante la semana, según la necesidad de la piel, en zonas como rostro, cuello y escote. Generalmente tienen una acción hidratante, nutritiva, revitalizante, e intensiva y previenen el envejecimiento prematuro de la piel gracias a las propiedades antioxidantes. Los principios activos más recomendables son:

  •  Ácido hialurónico  

  • ADN vegetal

  • Vitaminas C y E

Una buena hidratación


En este sentido, la hidratación es fundamental en el invierno, ya que la resequedad daña la piel y, en algunos casos, puede facilitar la aparición de acné. Igual que los geles de baño, también disponemos de cremas corporales con urea (mínimo del 10%) que permiten hidratarla a buen precio. La urea reduce la pérdida de agua y ayuda a mantener en niveles óptimos la hidratación. También promueve la renovación celular y la descamación natural. A mayor concentración su acción se potencia, consiguiendo una exfoliación hidratante. En el mercado también encontramos cremas corporales que, además de hidratación, aportan un efecto rejuvenecedor y remodelador, reafirmante y redefinen progresivamente la silueta estimulando la regeneración celular y tonificando los tejidos. Estas cremas son ideales para cualquier parte del cuerpo siendo muy recomendables en zonas delicadas como pechos o brazos ya que previenen y mejoran la flacidez. Los principales principios activos que las componen son:

  • ●  Extracto de células madre vegetales

  • ●  DMAE

  • ●  Extracto de romero

Las zonas más delicadas


Una de las partes del cuerpo que se ve más afectada por el frío son las manos. Es importante mantener un estado óptimo de hidratación aplicando repetidamente crema durante el día y usar guantes al salir a la calle. Para los labios una crema con efecto relleno a base de células madre y ácido hialurónico ayudará a corregir las arrugas más profundas, reforzar la estructura de sostén de la piel y aportar la hidratación necesaria, se sugiere no pasarse la lengua, y no morder los labios o morder para retirar los excesos de piel, ya que esta puede agrietarse aún más. En rostro, cuello y escote se aconsejan serums, cremas y contorno de ojos que conseguirán combatir la ralentización de la regeneración celular, fortaleciendo la estructura del tejido cutáneo, mejorando la calidad y la textura de la piel.

Protección solar también en invierno


Son muchas las personas que creen que los protectores solares sólo deben usarse en verano. Sin embargo, aunque el día esté nublado los rayos del sol siguen afectando a la piel y su efecto sigue siendo el mismo, pudiendo provocar la aparición de manchas, arrugas y lesiones en la piel. Las cremas solares con protecciones muy altas, como SPF 50+, con un amplio espectro frente a la radiación UVA y UVB, y que incorporan varios tipos de filtros solares para que realicen un efecto barrera de los rayos UV, son perfectas para usarlas a diario y asegurar la protección de la piel. Junto con eso, para los que van a la nieve, deben tener presente que este bello elemento es un gran espejo que refleja los rayos UV y que disfrutar de ella sin protección es disfrutar de mala manera, porque tarde o temprano vendrán las perniciosas consecuencias cutáneas.

Es así que es importante tener una protección y que jamás se nos debe olvidar, y que si bien en todas las otras estaciones debería ser una práctica permanente, incluso en el invierno debería estar tan presente como en el propio verano, porque, precisamente, en estas fechas pareciera no ser necesaria y se abandona con mayor facilidad, creyendo que al no brillar tan intensamente el sol, su acción se hace menos perniciosa. Por ello estate atento a recomendar una buena, oportuna y adecuada acción para mantener una piel sana, bella y siempre hidratada. Así que a cuidarse este invierno y a abrigar nuestra piel, gozando del frío de manera responsable e informada.

Referencias:

  1. Pilar Membrive Vilas. (?). Protege la piel del frío. Octubre 10, 2021, de Estheticworld Sitio web:

    https://esteticanaturelle.com/wp-content/uploads/2018/01/PIEL-RADIANTE-EN-INVIERNO-O

    K.pdf

  2. Dr. Josep González Castro. (2011). La piel: un órgano que también debe cuidarse en invierno. Octubre 10, 2021, de Dexeus Barcelona Sitio web: https://www.iderma.es/IMAGES_17/El%20Mundo_La%20piel%20debe%20cuidarse%20en%20 invierno%20%5b5Gen11%5d.pdf

  3. Rona Berg. (2006). Belleza al minuto. Estados Unidos de América: Grupo Nelson.

  4. Dra. Katherine Barría Steinfort. (2004). Cuidados dérmicos en invierno. Octubre 10, 2021, de

    Dermamed Sitio web:

    http://www.dermamed.cl/wp-content/uploads/2019/08/Ms-Piel-edicion-14.pdf

  5. Anónimo. (2001). La piel en invierno. Cuidado y protección. Elsevier, Vol. 15 Núm. 11, pp. 65-71.

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .