El pelo y sus necesidades


Así como la piel, el pelo es único. Puede estar grasoso, con volumen, con frizz, más propenso a enredarse, etc.

Pero como todo, no existe el pelo "bueno" o "malo, simplemente necesita diferentes condiciones para que lo puedas tener sano, que esto sí es el objetivo de un buen producto de belleza.

Además el pelo como la piel, puede cambiar de condiciones dependiendo de los productos que apliquemos.

A continuación mencionaremos la forma más común de clasificar el pelo en la cosmética natural pero tu pelo puede encontrarse en más de una categoría.

Lacio: 

El pelo lacio es muy popular en el mundo, razón por la cuál existen tantos productos para alaciarlo y aunque se puede pensar que es el tipo de pelo más sencillo de manejar, las personas que lo tienen saben que no es tan sencillo, ya que al no existir resistencia para que el sebo capilar se deslice, suele ser un pelo graso.

Por ello es más común que las personas con pelo lacio no puedan pasar más de un día sin lavarlo, ya que lo sienten sucio, y aquellas que lo hacen más de una vez por día incluso tienen problemas de resequedad en el cuero cabelludo.

Lo que sí, este tipo de pelo es menos propenso a romperse ya que se encuentra bien nutrido si se mantiene en condiciones adecuadas.

Ondulado:

Este tipo de pelo tiene forma de "S", es conocido como look de playa, está ligeramente menos humectado que el pelo lacio pero es más susceptible al frizz y a enredarse.

Para este tipo, es recomendable productos desenredares, que aumenten el volumen y que reduzcan el frizz. Los productos que apliques deben ser ligeros para evitar que se pierdan las ondas naturales.

Chino: 

Debido a que este pelo es más ondulado que el anterior, los aceites no llegan hasta la punta del pelo con tanta facilidad, es por ello que se siente más reseco, con menos brillo y más enredado.

Para este tipo de pelo, lo mejor es no lavarlo tan seguido, aplicar productos para peinar que no sean muy grasos pero que si sean hidratantes para hacer que los chinos se vean definidos y productos acondicionadores para evitar el frizz.

Rizado:

Este tipo de pelo no es tan común en México, por la cuestión racial, sin embargo lo podemos encontrar en algunas personas y por ello también hablaremos de el.

En estos casos es muy común encontrar este tipo de pelo peinado ya que la forma que adquiere al natural suele ser muy rebelde para manejarlo. Si para el cabello chino no muy recomendable lavarlo diario, para el cabello rizado, menos. 

Como ya se mencionó, lo mejor es utilizar los productos para peinar, pero claramente se quedan un poco de residuos en cada aplicación, es por ello que requieren un buen champo para eliminar los residuos, un desenredan, y una mascarilla nutritiva que permita mantenerlo hidratado ya que el deslizamiento de los aceites no es favorable.

Y ahora que conoces los tipos de pelo que podemos encontrar ¿Cuál es el tuyo?


Dejar un comentario